News

El sonido que producen las cigarras afecta a algunos más que a otros… ¿por qué?


Shhhooo. Wee-uuu. Chick, chick, chick. Ese es el sonido de tres especies diferentes de cigarras. Para algunos, esos sonidos son la canción del verano. Otros desearían que los insectos bajaran el volumen. La cacofonía puede ser especialmente irritante para las personas en el espectro autista que tienen sensibilidad auditiva.

Warren Rickly, de 14 años, vive en los suburbios del sur del condado de St. Louis, en Missouri. Warren, que tiene autismo, estaba en la parada del autobús recientemente esperando a su hermano menor cuando el sonido de las cigarras se volvió insoportable.

“Dijo que suena como si siempre hubiera un tren corriendo junto a él”, contó su madre, Jamie Reed.

Warren le dijo que el ruido le dolía.

Desde esta primavera, miles de millones de insectos de ojos rojos han estado saliendo de la tierra en todo el Medio Oeste y el Sureste. Es parte de una rara aparición simultánea de dos camadas de cigarras: una que aparece cada 13 años y la otra cada 17.

Los ruidosos insectos pueden ser estresantes. Las personas con autismo pueden tener sensibilidad a la textura, el brillo y el sonido.

“Creo que la diferencia para las personas con autismo es el nivel de intensidad o lo molestas que pueden ser algunas de estas diferencias sensoriales”, dijo Rachel Follmer, pediatra especializada en desarrollo y comportamiento en el Hospital de Niños Lurie de Chicago.

“Puede llegar a ser tan extremo que puede causar molestias físicas”, dijo.

Cuando un gran grupo de cigarras comienza a cantar, el coro puede ser tan fuerte como el ruido de una moto. Este año, investigadores de la Universidad de Missouri-St. Louis recopilaron niveles de ruido de cigarras tan altos como 86 decibeles, aproximadamente tan fuerte como el sonido de una licuadora.

Eso puede ser estresante, no melódico, agregó Follmer.

Para ayudar a los niños a sobrellevarlo, sugiere explicarles lo que pueden llegar a experimentar antes de una situación ruidosa. En el caso de las cigarras, eso podría significar explicarles qué son, que no pican ni muerden, y que estarán aquí por un corto tiempo.

“Cuando algo es incómodo, no tener poder sobre esa situación puede ser muy aterrador para muchas personas, ya sea que estén en el espectro o no”, dijo Follmer.

La familia de Jamie Reed ha estado usando esta y otras estrategias para ayudar a su hijo. Warren usa auriculares para aislar el ruido, escucha música y ha estado aprendiendo por sí mismo sobre las cigarras.

“Para él, investigar y profundizar en ello creo que lo estabiliza un poco”, dijo Reed.

Cicada exoskeletons are attached to a few leaves on a tree branch.
Antes de que puedan cantar, las cigarras periódicas ninfas mudan y dejan exoesqueletos como estos. El Servicio Forestal de Estados Unidos proyectó que este año surgirían miles de millones de cigarras en el medio oeste y sureste del país.(Zach Dyer/KFF Health News)

Fatima Husain es profesora y neurocientífica en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign y estudia cómo procesa el cerebro el sonido. Dijo que las personas con tinnitus también pueden tener problemas con el canto de las cigarras.

El tinnitus, un zumbido u otro ruido en los oídos, es la percepción de una persona del sonido sin una fuente externa.

“Algunas personas dicen que suena como un zumbido, como el viento soplando entre los árboles, o, irónicamente, muchos dicen que suena como cigarras”, dijo Husain.

Según explica Hussein, para la mayoría de las personas con tinnitus, la canción de las cigarras es un ruido de fondo inofensivo. Pero para otras, el zumbido puede impedir una conversación fácil o alterar el sueño. Los que sufren de tinnitus también tienen más probabilidades de tener ansiedad o depresión. Un sonido fuerte y persistente, como el canto de las cigarras, puede empeorar el tinnitus de una persona, agregó.

Sin embargo, no siempre es malo. La canción de las cigarras también puede ser un alivio.

Para algunos, el tinnitus empeora en un ambiente silencioso. Husain dijo que, este año, ha visto informes de pacientes que dicen que la melodía de las cigarras ha sido como un ruido blanco que calma.

“El sonido es lo suficientemente fuerte como para que, de alguna manera, esté ahogando su tinnitus interno”, dijo Husain.

Por muy ruidosas que puedan ser las cigarras, no necesariamente dañarán la audición de nadie, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La pérdida auditiva se acumula con el tiempo debido a la exposición repetida a sonidos fuertes. Las cigarras no son lo suficientemente ruidosas durante el tiempo suficiente para causar un daño duradero, explicó Husain.

Las fuentes cotidianas de ruido conllevan un riesgo más alto. Husain dijo que la exposición constante a carreteras ruidosas, un aeropuerto, sitios industriales o electrodomésticos como licuadoras y secadores de pelo puede ser una preocupación. Y pueden afectar el bienestar emocional de la persona.

“Si estás expuesto a sonidos muy fuertes durante parte de tu jornada escolar o de trabajo, puede hacerte sentir más estresado; puede hacerte sentir más enojado por las cosas”, dijo.

A diferencia de la carretera o un aeropuerto, las cigarras no estarán aquí por mucho tiempo. La mayoría de la camada actual desaparecerá en las próximas semanas. Justo a tiempo para otro evento ruidoso de verano: el 4 de Julio.

Related Articles